¿Ya conoces las propiedades y beneficios del al arz tahini? [Échale un vistazo y descubre los tipos de tahini que existen]

Antes de entrar de lleno al tema acerca del tahini y de lo delicioso y beneficioso que este puede llegar a ser, te explicaremos a detalle todo lo que debes saber de este alimento: como se prepara, que es, cual es su origen, qué propiedades tiene entre muchas cosas más.

¿Qué es el tahini?

Se trata de una especie de pasta alimenticia, hecha a partir de semillas de sésamo o de ajonjolí ya molidas, su uso es casi indispensable para la elaboración de distintas recetas en la cocina de Oriente Medio, como es el caso de Hummus y del Baba Ghanoush. Su origen es muy antiguo y en la actualidad continúa haciéndose cada vez más conocido, gracias a su agradable sabor y a los enormes beneficios que aporta.

Por lo regular, la pasta de tahini es de color crema y tiene un sabor bastante fuerte. Se puede encontrar en 2 presentaciones que son: el tahini blanco y el tahini integral.

El primero de ellos es aquel que se realiza a partir de semillas de sésamo crudas y sin cáscara, por lo que sus propiedades antioxidantes son mucho más elevadas. No obstante, al tratarse de semillas crudas, su asimilación es un poco más difícil, ya que las semillas han sido previamente descascarilladas, su contenido de calcio es mucho menor.

Por su lado, el tahini integral es la variante más conocida, hecha a partir de semillas de sésamo enteras y tostadas. Su sabor es un poco más intenso que la pasta de tahini blanco y se caracteriza por ser de más fácil digestión.

¿Sabías cual es el origen del tahini?

Una vez que ya sabes que es el tahini, sabemos que estarás preguntando, ¿de dónde viene? Si bien, como ya hemos mencionado, esta deliciosa pasta se deriva de las semillas de ajonjolí o de sésamo, y se piensa que llegó por primera vez a Israel, por medio de la antigua Persia, donde se le dio el nombre de “ardeh”, que significa comida santa.

Ya que se trataba de un alimento sagrado y de carácter noble, el tahini se convirtió en el alimento predilecto de los aristócratas por muchos siglos, y su fama se extendió, abarcando regiones como India, Asia, África y Oriente Medio.

En la actualidad su popularidad ha crecido de tal manera que es posible encontrarlo en casi todas partes del mundo, en tiendas o supermercados, e incluso hay quienes lo preparan desde su casa, utilizando una receta simple.

Las propiedades del tahini

Si aún no lo sabías, el tahini es un alimento realmente prodigioso, no sólo por su delicioso sabor, sino también por las múltiples propiedades que tiene y el extenso contenido de nutrientes que aporta a nuestro organismo.

Este derivado de las semillas de sésamo es muy rico en minerales como el calcio, el hierro, el fósforo, el magnesio, el zinc y el potasio, y además aporta una fuente importante de proteína vegetal. Asimismo, contiene antioxidantes, ácidos grasos insaturados, lecitina, tiamina, metionina, folato, omega, 3 y 6, y vitaminas B1, B9 y E.

Entre las propiedades principales que tiene el tahini, podemos encontrar las siguientes: 

  • Energizantes, ya que contiene una gran cantidad de ácidos grasos esenciales que aportan energía.
  • Potenciadoras del sistema nervioso, gracias a su contenido de vitaminas del complejo B.
  • Nutritivas, no solo por el aporte de vitaminas, sino también por el de minerales. Ya que si no lo sabías, 1 cucharada de tahini aporta 70 mg de calcio y es más fácil de asimilar que los lácteos, siendo además una fuente de proteína de origen vegetal que, mezclada con legumbres, ayuda a formar una proteína completa. 
  • Antioxidantes, que ayudan a frenar la acción de los radicales libres que causan el envejecimiento de las células.
  • Digestivas, dado que su consumo ayuda a agilizar el proceso de digestión.

¿En que se utiliza el tahini? 

Gracias a sus maravillosos componentes y propiedades, las cuales ya tienes conocimiento, el tahini se ha convertido en un producto importante, tanto en el ámbito de la gastronomía como en la medicina natural, ya que su ingrediente base, las semillas de sésamo, tienen un increíble poder terapéutico que ayuda a tratar diferentes dolencias.

En la cocina

Esta pasta, es bastante utilizada en el arte de la cocina, especialmente para la preparación de las recetas típicas de la cocina árabe, como lo son el puré de garbanzos o Hummus, y el famoso puré de berenjenas o Baba Ghanoush.

Se acostumbra usarlo como dip para picotear, ya sea con pan de pita o con tostadas, y a menudo se mezcla con zumo de limón y agua, además de ajo y un poco de aceite de oliva. Así, se le emplea como aderezo para los típicos pinchos morunos o brochetas de carne, los Shawarmas y el falafel, entre otros platillos deliciosos que no serían lo mismo sin este ingrediente.

Uso medicinal

Aparte de admirar por sus excelentes usos en la cocina, el tahini también es valorado por lo beneficioso que resulta para la salud. Por supuesto, todas las propiedades terapéuticas que se le atribuyen a esta pasta son gracias a su componente principal: las semillas de sésamo.

El tahini puede ayudarte a reducir tus niveles de colesterol en la sangre, ya que aporta una gran cantidad de ácidos grasos Omega 3, que disminuyen los niveles de esta hormona y te ayudan a prevenir problemas cardiovasculares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s